Mineduc distribuirá más de 44 mil canastas de alimentos en la séptima entrega para la región

martes 18 de agosto, 2020

El Seremi de Educación Hugo Keith y el Director Regional de Junaeb Héctor Andrade, valoraron el esfuerzo de las manipuladoras a cargo de la elaboración de estas canastas que buscan mantener una alimentación nutritiva y saludable en niños y adolescentes que, por la emergencia sanitaria, no pueden asistir a sus establecimientos y jardines.

Con la finalidad de no interrumpir la alimentación regular de los niños y niñas que pertenecen al Programa de Alimentación Escolar y de Párvulos (PAE-PAP), el Ministerio de Educación, a través de Junaeb, puso en marcha la séptima entrega de canastas, la cual busca distribuir 44.447 raciones a nivel regional, sumando así un total entregado a la fecha de 295.253 canastas de alimentos.

Se trata de productos planificados para la preparación del desayuno y almuerzo durante 15 días hábiles (tres semanas), cuyos contenidos nutricionales están basados en la información entregada por las guías alimentarias del Minsal y los programas de Alimentación Escolar y de Párvulos.

En este contexto, el Seremi de Educación Hugo Keith, junto al Director Regional de Junaeb Héctor Andrade, durante la jornada de este martes, se trasladaron hasta el Liceo Científico Humanista La Chimba, donde ya inició el proceso de armado y empaquetado de canastas, ocasión donde quisieron destacar el importante rol cumplido por los funcionarios y personal manipulador de alimentos, en el marco del tremendo esfuerzo logístico iniciado a partir de marzo para mantener la alimentación de los niños, a pesar de las dificultades surgidas por el COVID- 19.

“Cumpliendo con el mandato del Presidente, esta es la séptima entrega de canastas de alimentos de Junaeb en la Región de Antofagasta, donde estamos entregando más de 44 mil paquetes de alimentos pertenecientes al Programa de Alimentación Escolar, incluidos en esta cifra lo que va direccionado a jardines infantiles, tanto de Junji como de Integra. Considerando esta séptima canasta, a la fecha se van a completar cerca de trescientas mil canastas de alimentos, que son tan necesarias en estos complejos momentos que nuestro país atraviesa”, destacó el Seremi de Educación Hugo Keith.

En la oportunidad, la autoridad regional aprovechó la instancia para “agradecer y reconocer a quienes posibilitan esto desde el punto de vista logístico, como lo son las manipuladoras de alimentos que pertenecen a las empresas concesionadas de Junaeb”, señaló.

Asimismo, el Director Regional de Junaeb, Héctor Andrade, aseguró que “esto es una muestra más de la continuidad de este proceso que el gobierno ha impulsado para que los niños y niñas puedan mantener su alimentación regular cada quince días. Quiero destacar y reconocer, además, al cuerpo docente de los establecimientos educacionales, a los asistentes de la educación, junto a los directivos, que nos han apoyado permanentemente para mantener esta continuidad en las mejores condiciones para la comunidad”.

Despliegue único

De norte a sur, en cada rincón de Chile, los beneficiarios del Programa de Alimentación Escolar y de Párvulos se encuentran recibiendo su séptima canasta individual de alimentación. Un esfuerzo logístico que ha permitido distribuir más de diez millones de cajas equivalente a 303.000.000 de raciones (desayunos + almuerzos) y 122 mil toneladas de alimentos.

Sin importar la ubicación geográfica y con el compromiso de los funcionarios de Junaeb, más de 36 mil trabajadoras manipuladoras de alimentos, las comunidades escolares, autoridades, las Fuerzas Armadas, Carabineros de Chile, y muchas otras personas, las canastas han llegado a beneficiarios de todo el país, como ha ocurrido en Colchane (a 3.800 metros sobre el nivel del mar), Rapa Nui, en el Archipiélago de Juan Fernández o al Paso el León (zona fronteriza con Argentina).

Cada canasta en nivel escolar aporta, en promedio, 1.300 calorías, en tanto en sala cuna y nivel menor el aporte calórico es de 1.075 y 1.141 calorías respectivamente, por lo que cada estudiante recibe una alimentación rica, nutritiva, saludable y, sobre todo, completa, con frutas y verduras frescas y legumbres, entre otros productos, para asegurar el correcto desarrollo de sus funciones y capacidades.